¿Quién dice que todo lo que se escribe se vive?, muchas veces solo se piensa, lo maravilloso de las letras es esta posible creación plagada de fantasías de nosotros los simples mortales, en un papel no todo puede ser real, ni todo una mentira, en dado caso el verdadero vínculo entre las letras y las vivencias solo lo conoce el autor.

martes, 4 de enero de 2011

No hay cambio que se halle sin miedos vencidos.

Buscamos que las cosas sean diferentes, queremos cambios en nuestra vida e incluso creemos que hemos realizado lo posible por ellos, pero en el fondo escondemos inconscientemente un miedo al cambio, nos aterroriza lo desconocido, y continuamos haciendo lo cotidiano porque nos parece reconfortante, a pesar de que los resultados de lo cotidiano vayan mostrando no ser los que previsualizamos para nuestro futuro.

Si de verdad queremos un cambio de vida, si queremos obtener resultados diferentes, tenemos que aprender a caminar a través del miedo. Después de todo, ya experimentamos que haber hecho lo mismo una y otra vez no produjo los resultados deseados.

Los miedos que encontremos en nuestra persona, hasta nos podrían parecer una mala broma que nos hemos jugado por algunos años, por ejemplo, uno de los más comunes: el miedo a la felicidad, nos aferramos a la felicidad "pasada" para no disfrutar de la presente, nublamos nuestra vista a lo nuevo que tenemos porque extrañamos lo anterior, y nos sentimos incompletos, pero es verdad, se esta un poco incompleto cuando no se puede ver lo que se tiene cada mañana, ni valorar lo que nos ha dejado lo que creemos que ya no tenemos (que se ha quedado en experiencias, es por eso que el no tener es una creencia). Si tratamos de comprender como transita la felicidad, nos daríamos cuenta que no se necesita de suerte para obtenerla, ni de grandes posesiones, o rodearse de personas importantes, la felicidad es sencilla, y es esa sencillez la que la ha colocado en un papel mágico en la vida, la felicidad es ese reflejo del espejo al que nosotros le vamos poniendo nombre, el asunto es ese, que durante nuestra vida podemos ponerle el nombre que queramos, somos responsables de ello, entonces se sabe que siempre ha estado ahí, porque la felicidad es parte de estar aquí.

Yo soy feliz por mi trabajo, yo soy feliz por tener salud, yo soy feliz por poder aprender algo nuevo cada día, yo soy feliz por tener la oportunidad de ofrecer un mensaje, etc.

Descubrir nuestros miedos es una tarea que tendremos que realizar tarde o temprano si nos decidimos a que sea EL momento de lograr ese cambio, no diré que no cuesta trabajo, porque no me gusta mentir, imagino a la inconformidad de la vida como un negocio que ha sido mal manejado, se tiene que trabajar mucho para volver a hacer que funcione bien, hay que encontrar las fallas y trabajar sobre ellas, decidirse a hacer las cosas de forma adecuada, así que sí, creo que cuesta trabajo, pero no creo que sea algo imposible, porque una vida cambia, cuando cambiamos nosotros mismos.

Ofelia Balderas Gallegos.

No hay comentarios:

Licencia de Creative Commons
Licensed under a Creative Commons.
Page copy protected against web site content infringement by Copyscape


poesía, pensamientos, reflexión, vida, amor, escritos, expresión, recuerdos, palabras, frases, superación personal, introspección, memorias, ofelia balderas gallegos
 

הזיכרונות שלי במילים © 2008. Chaotic Soul :: Converted by Randomness